Consejos para las rebajas

Debe ser que estoy madurando, o que la técnica de ensayo y error por fin da sus frutos, pero este año me niego a caer en ciertos vicios que se apoderan de mí todas las rebajas…

Asique he estado pensando la mejor manera de organizarme, y os la dejo aquí por si os sirve de ayuda…

1 COLÓCATE ANTE TU ARMARIO

Este es un buen momento para desechar esa ropa ya algo estropeada, la que hace un montón que no te pones (y en el fondo sabes que no te vas a volver a poner), esa prenda que se te ha quedado pequeña, o grande…

 

2 REVISA TU FONDO DE ARMARIO

Nuestros básicos son algo a lo que muchas veces no prestamos la suficiente atención, pero a lo que recurrimos con mucha frecuencia. Este puede ser un buen momento para comprobar si necesitamos reponer alguno.

3 HAZ DOS LISTAS: NECESITO VS. ME APETECE

Tengo la manía de comprar siempre lo que me salta a los ojos, y muchas veces olvido lo que realmente necesito, y luego echo de menos en mi armario, día sí día también.

Puede resultar práctico elaborar una lista con las cosas que realmente me hacen falta, y otra con las que me gustaría tener, para establecer prioridades.

Empieza por lo necesario, y si sobra presupuesto, ataca tu lista de deseos.

4 DATE UN CAPRICHO

No pasa nada. Es un mimo imprescindible, sobretodo en rebajas.

 

Ahora es el momento. Esa prenda por la que llevas suspirando toda la temporada… ¡Hazte con ella!. No esperes más y llévatela a casa antes de que se agote o no quede tu talla.

5 NO TE DEJES CEGAR POR LOS GRANDES DESCUENTOS

Muchas veces compramos cosas que en el fondo… ni fú ni fa, y solo porque su  precio o la rebaja que le han echo nos parece espectacular.

Conserva tu presupuesto para lo que tienes en tu lista, seguro que no te arrepientes.

6 NO OLVIDES LA COSMÉTICA Y LOS COMPLEMENTOS

En rebajas, también hay grandes descuentos en cosmética y maquillaje, reserva unos euros para lo que necesites, puedas necesitar en breve o simplemente te apetezca.

En cuanto a complementos… nunca sobran, y si es a precios rebajados, pues mucho mejor.

7 AL LLEGAR A CASA, REVISA

En ocasiones, la falta de tiempo, el exceso de gente, el temor a que se acabe… nos impiden pensar con claridad. Cuando llegues a casa con tus compras, revisa las prendas por si tienen algún desperfecto, vuelve a probártelas, date tu tiempo para decidir si finalmente te las quedas. Si no te convence… devuélvelas y elige otra cosa.

 

 

¡Suerte en las rebajas Mis Chicas! ¡A DISFRUTAR!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *