Desintoxicando en 3,2,1…

¡Y llegó el temido día!

Hay que hacer frente a los excesos de la Navidad antes de que el michelín de la cintura, el granito de la barbilla y los niveles de azúcar en sangre, que el 15 de Diciembre no estaban ahí, se instalen definitivamente en nuestro cuerpo para quedarse.

Hasta la fecha he probado, como supongo que casi todas a estas alturas, mil y un técnicas peregrinas y potingues varios para este tipo de odiseas… Os dejo aquí lo que me ha funcionado…

[Nota recordatoria para la autora: Por supuesto, si sigues con la rutina de ponerte hasta el eje de comida basura y chucherías, prácticamente nada te funcionará, y lo sabes. Ten un poco de cuidado esta vez, y lo notarás.]

1 PARA DESHINCHAR EL GLOBO: DETOXI DREN (Siken form)

Cuando los excesos nos llevan a retener líquidos y demás sustancias (polvorones, por ejemplo), podemos ayudar un poquito a nuestro cuerpo en la ardua labor de eliminarlos, utilizando pequeños duendecillos en forma de remedios nutricosméticos varios.

Se trata de unos sobres para diluir en medio litro de agua aproximadamente, y que debes beber a lo largo del día, cuando te apetezca.

 

Sus ingredientes principales son: alcachofa, ortiga, diente de león, té rojo, té verde, cola de caballo y anís verde, por lo que se trata de productos naturales, que ayudan a la eliminación de líquidos y toxinas, que en épocas como la que acabamos de pasar hemos acumulado…

 

 

Aconsejan (aunque esto no es nuevo), tomar dos litros de agua al día. Y ahora viene lo de no fliparse: Es necesario descansar un mínimo de dos meses para volver a realizar el tratamiento.

 

 

 

La cajita ronda los 18,95 € y trae 12 sobres (para un total de 12 días), pero en realidad no es demasiado porque sale a… 1,58 € al día… más o menos un café.

Por si alguna se anima… yo lo compro en Perfumerías Arenal, pero si no la tenéis a mano (en su web no lo he visto), podéis ir a la página web de Siken, y buscar las tiendas en las que está disponible en vuestra zona.

Os dejo el enlace aquí: http://siken.es/puntos-de-venta/

2 ANTÍDOTO CONTRA ATAQUESSSSS: SEMILLAS DE CHÍA Y SEMILLAS DE LINO

Si eres de las glotonas como yo, de las que nunca parecen estar llenas, te vendrán muy bien para saciarte.

Un par de cucharillas de café de cualquiera de las dos, o incluso la combinación de ambas, mezcladas con un yogur desnatado o con dos, te saciarán los suficiente para resistir la tentación de atacar las sobras de la última comilona como si no hubiera mañana.

Además, las semillas de lino ayudan a ir al baño con regularidad.

Y son bastante económicas, sobre todo si tienes en cuenta lo que dan de sí.

3 PARA APLACAR AL MONSTRUO: GYMNEMA Y GARCINIA

Si tu pasión por el dulce no conoce fronteras, puedes probar con la Gymnema, la Garcinia, o una combinación de ambas.

La gymnema sylvestre te ayudará a controlar el deseo por los alimentos dulces, mientras que la garcinia controla el apetito.

Dependiendo de la marca, formato, etc. el modo de uso varía, pero normalmente deberás tomártelas un ratito antes de cada comida.

4 ¡MUEVE TUS CADERAS!

Venga… ¡no seas perezosa!

Un paseillo al día de media horita nada más, no puede matar a nadie.

Camina a buen paso, y ayudarás a tu circulación, a tu estado de ánimo (dicen los que entienden que un poco de ejercicio genera endorfinas), rebajarás tu ansiedad, y un montón de cosas buenas más.

Y si no… puedes jugar un rato al escondite con tus hijos, darle un paseo más largo a tu perro o echarte un par de bailes con tu chico en el salón…

Se trata de moverse un poquito.

 

 

 

Pues… creo que ya está (no es cuestión de fliparse)….

¡Espera, Espera!

NO TE OLVIDES DE DISFRUTAR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *