En el infierno visten crop-tops

Pero vamos a ver… ¿Qué les hemos hecho nosotras a los diseñadores de ropa?

Ahora se ha puesto de moda, dejar los jerseys a medio hacer… Será porque se ahorran sumas millonarias en lana, mientras nosotras sufrimos las consecuencias… qué se yo.

Y si queréis que vaya en plan más fashion (o más gilipollas)… está en boga la crop top trend.

Pero es que… esos jerseys (por llamarlos de alguna manera) infernales, solo pueden sentarte bien si tienes entre 14 y 16 años, eres modelo, o te machacas en el gimnasio día sí, día también.

Y aún en esos casos, es muy probable que acabes con un buen catarro, dolor de riñones insoportable o unos gases de no te menees, por el frío que pasas cuando lo que tiene que abrigar, no abriga.

A nosotras, pobres mortales por encima de los 20 años y/o de los 50 kilos, ponernos uno de ellos nos llevará irremediablemente a parecer una de esas barriguitas con las que jugábamos de pequeñas, pero con mucha menos gracia y muchos más motivos de vergüenza.

Y lo peor no es, ni de lejos, no poder seguir el último grito en moda…. lo peor viene cuando intentas hacerte con un jersey en condiciones (de esos que una se pone en invierno para abrigarse, como toda la vida de dios), porque los que hay en tu armario ya empiezan a tener signos evidentes de fatiga por desgaste.

¡Lo llevas claro chata!

Básicamente hay tres opciones:

  • Te vas a la tienda Moda y Complementos Paquita, esa que hay en tu barrio, donde le compras los Reyes a tu abuela y que lleva con el mismo jersey de botones dorados en el escaparate desde que tienes uso de razón.
  • Compras un par de madejas, se las llevas a tu abuela, le pides de rodillas que se ponga las gafas para tejer, y rezas en silencio porque no deje volar demasiado su imaginación…

  • O te compras la xxxxxl de esa mierda que llaman jersey de la última temporada, con la esperanza de que te tape por lo menos cuatro dedillos por debajo del ombligo, aunque con lo que te sobra de manga puedas hacer dos cojines para el sofá.

Asique un consejo: Cuida tus preciados jerseys como oro en paño, no sabemos cuánto va a durar esta nueva fiebre ahorra-lana… Y si la cosa no tiene remedio, ¡¡siempre podrás decir que sigues esa otra moda absurda de llevarlos medio rotos!! Yo, desde luego, paso de comprarme de esos también, ya tengo bastantes en ese estado a buen recaudo en mi antiguo dormitorio, y que mi madre sueña con tirar. Y eso por no hablar de que con estos también es sumamente fácil pillar una buena pulmonía…

Señores gurús de la moda… Voy a meterme otra vez en lo que no me llaman y advertirles… Si siguen por este camino, es más que probable que acaben matándonos a todas, por diferentes motivos, durante el uso de las prendas que salen de sus inquietantes cabezas… ¿qué piensan hacer cuando se queden sin clientela?

Por mi parte, empiezo a comprender el alcance de la expresión FASHION VICTIM… A eso se referían, no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *