Lucía Be: Un nuevo pequeño Placer Imprescindible

¡HA LLEGADO!

Mi pedido de Lucía Be acaba de llegar, y ya estoy deseando que acabe el año para poder comenzar a usar mi nueva agenda. Al bolígrafo no le voy a dar ni un minuto más, después de todo, hoy es lunes…

Por fin me he decidido, y me he mimado un poquito, aunque más bien creo que he invertido en un nuevo año lleno de sonrisas cada mañana, y cada vez que abra las páginas de mi nueva agenda.

Pero empecemos por el principio…

Tenía los ojos medio ensangrentados y la cabeza como una olla exprés por culpa de un informe que estaba redactando, y que como todo en mi trabajo, corría MUCHISÍMA PRISA, cuando ha sonado la puerta y un Rey Mago disfrazado de mensajero me ha entregado un paquete.

Cuando leí el remitente se esfumó de mi cabeza el dichoso informe, e hice una pausa para poder descubrir lo que sabía que había dentro (después de todo, el pedido lo hice yo), pero que ardía en deseos de ver cara a cara…

A ver si os puedo resumir gráficamente lo que ha pasado…


Cuando he visto lo que me llegaba, ¡no he podido evitarlo!

 

 

 

El “Rey Mago” me miró un poco extrañado ahora que lo pienso… ¿Es que nunca ha visto a alguien emocionado? En la escuela de mensajeros deberían enseñarles a poner cara de póquer ante este tipo de situaciones…

Corrí a mi despacho y abrí el paquete a toda prisa…

Si es que ¡hasta la caja es preciosa!

Y ya al abrirla…

Para morirseeeeeee…. 

Pero esperad, que hay más….

Mi pedido me esperaba al otro lado del papel, con regalito incluido, y mucho mejor incluso de lo que me había esperado.

Nunca había pedido en Lucia Be, y me decidí por la agenda y un bolígrafo que supe que me alegrarían cada momento que los utilizara, o al menos darían un poco de sal a esos días oscuros que los necesitan…

¿Qué sonrisa puede resistirse a esta frase?

No voy a enseñaros más. Por supuesto que la abrí, y dentro la cosa mejora y mejora… pero no voy a libraros del placer de descubrirlo por vosotras mismas.

En serio, si teníais dudas con esto, desechadlas. Merece la pena.

Y ahora estoy ojeando sus páginas, mientras chupeteo el regalo que me han enviado, porque MIS CHICAS… las calorías por la mañana no cuentan.

Gracias Lucia Be, tus creaciones ME HAN ENAMORADO. 

Seré tu incondicional a partir de ahora.

 

 

 

 

 

P.D. Quiero aclarar que este post es única y exclusivamente idea mía. La marca no se ha puesto en contacto conmigo en ningún momento ni me ha ofrecido nada a cambio de esta publicación. Hice el pedido por decisión propia y lo pagué como cualquiera. Sólo quería compartir con vosotras algo que me ha encantado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *