El maquillaje: ¿Qué nos da?

Mi maquillaje es de los normales, o realistas, o como prefieras llamarlo…

De esos que las de a pie utilizamos para salir del paso cada mañana, y vernos con la mejor cara posible sin dedicarle más que los dos o tres minutos que nos sobran… y eso con suerte, antes de salir corriendo al trabajo, a llevar a los peques al cole, o a cualquier otro sitio.

Vamos, a empezar nuestro ajetreado día.

Y eso no quiere decir que no me encante el maquillaje, al contrario. Pero pocas veces tengo el tiempo necesario para dedicarle todo el que necesita a nivel más elaborado, y cuando lo tengo… pues ya sabéis lo de mi inexistente paciencia….

 

 

Mi récord total y absoluto está en unos veinte minutos que le dediqué en la última boda a la que acudí.

 

 

 

¿Qué tiene el dichoso maquillaje que siempre acumulamos mucho más del que necesitamos?

Vas poco a poco… y cuando quieres darte cuenta, has acumulado el suficiente para tí, y cuatro generaciones venideras más.

Es algo que se gasta a cuentagotas, y lo sabemos… Pero no podemos evitar seguir haciéndonos con alguna cosilla de vez en cuando… Yo creo que es de esas cosas que nos ayudan a soñar cuando estamos agobiadas de tanta realidad.

Uno de esos caprichitos que no necesitas, pero dan la sal a la vida, y nos hacen sentir otra vez niñas jugando a ser mayores.

 

 

El maquillaje es de esos mimos imprescindibles que debemos darnos de vez en cuando, perdiendo un poco la cordura para no perdernos  a nosotras mismas entre toda esa gente que nos necesita.

Asique mímate, te lo mereces. Ponte guapa para tí, porque sí, porque hoy te apetece. Maquíllate y sal a la calle con unas gafas de sol grandes, de esas que usan las famosas, como si te estuviera esperando en la puerta una horda de paparazzis.

Sueña un poco y ríete de ti misma cuando se te pase la tontería.

Sienta genial, te lo aseguro.

2 opiniones en “El maquillaje: ¿Qué nos da?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *