Pidiendo disculpas… por novata torpe

¡He vuelto Mis Chicas!

Por si alguien me había echado de menos por aquí, confesaré que he pagado la novatada blogueril , pensando que durante mis vacaciones sacaría un ratito para ponerme a escribir, y no abandonar vuestra risa a la suerte de encontrar otra fuente de payasadas…

Pero me equivoqué.

Si otra vez desaparezco, prometo avisar… al par de personas que no lo saben ya, porque no son mi hermana, mi madre o mis original´s chicas.

Sí sí, vosotras dos, que me leéis sin estar obligadas… Sois geniales, que lo sepáis.

Me fui unos días a esquiar. Y sí, sé que suena un poco osea… pero no os imaginéis cosas raras, tipo…

 

Aprendí ya talludita (hace cinco añitos nada más), y no se me da del todo mal… pero lo importante de verdad es que me encanta. Puedo decir que con el tiempo, he encontrado un punto intermedio en el que me encuentro cómoda y disfruto.

 

 

(No me digáis que no me sienta bien el gorro)

 

 

 

 

 

Pero a lo que iba. La cuestión es que, entre la falta de pericia y el chorro de horas en la tarea, para aprovechar al máximo…

¡Qué puedo decir! Volvía al hotel en tal estado de agotamiento, que mi neurona se negaba en rotundo a colaborar, si no era para quejarse de la porca  y mísera vida que de repente les estaba dando a mis  pobres piernas, que viven como reinonas 360 días al año y las maltrato los otros cinco como si el mundo se fuera a acabar…

En fin, que una vez acabada la intensa semana, necesité otra porque, al volver a casa, lo único que no me dolía era la quinta pestaña inferior del ojo derecho, empezando a contar desde fuera… esta:

Todo lo demás aullaba truenos y centellas al mínimo movimiento, asique en cuanto me era posible, me tumbaba boca arriba en el sofá, intentando respirar despacito…

Esto, unido a que mi neurona anduvo bastante atareada sacando trabajo a paladas, que se reprodujo exponencialmente, a modo bacteria,  mientras estaba fuera sobre la mesa de mi despacho (la próxima vez apago la calefacción, para que el ambiente reproductor no sea tan propicio), pues para qué os cuento más.

Y no me enrollo más, que seguro que os estoy aburriendo…

Muy pronto tendréis nueva entrada.

Muchos besutones lindas!!! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *